La guía de estudio, tienen una gran significación en el aprendizaje de los estudiantes, pues el correcto diseño de la misma logra mejores resultados en el aprendizaje.

¿Qué es una guía de estudio?

Una guía de estudio es un instrumento para mejora del aprendizaje, tiene la tarea de orientar a los educandos hacia un aprendizaje eficaz, explicándoles ciertos contenidos, ayudándolos a identificar el material de estudio, enseñándoles técnicas de aprendizaje. Además te permite organizar el contenido y autoevaluar el grado de comprensión alcanzado al estudiar.

Por lo común se estructuran a partir de un conjunto de preguntas acerca del contenido que se intenta aprender.

Cuáles son los objetivos de la guía de estudio.

  • Extraer lo esencial del tema.
  • Comprendes lo que lees.
  • Reafirmar lo que has aprendido.
  • Comparar y relacionar los puntos importantes.
  • Te permite repasar en cualquier momento los temas que te interesan y sólo en los aspectos más importantes.
  • Prepararte mejor para los exámenes.
  • Autoevaluarte.

Hay muchas formas de organizar y sintetizar información que te permitirán elaborar este tipo de guías, por ejemplo:

  • Cuadros sinópticos
  • Esquemas
  • Resúmenes
  • Cuestionarios

¿Cómo elaborar una guía de estudio?

a) Lee el tema o la unidad completa. Este paso es necesario para que tengas la visión global del tema, ya que su parcialización dificulta que lo comprendas.

b) Determina todas sus ideas clave. Elabora una lista de palabras clave que expresen el punto principal de un párrafo, un inciso o un apartado.

c) Elabora varias preguntas para cada idea clave. Escribe las respuestas a las preguntas que elaboraste con la información del tema elegido. Considera que se trata de integrar la información general, sólo necesitas los aspectos básicos para preparar el tema. Elabora las preguntas a partir de las interrogantes qué, quién, cuándo, dónde, por qué, para qué, cuáles otros, cómo y de otras que consideres convenientes.

d) Lee nuevamente el tema a partir de la guía de estudio. Una vez que formulaste las preguntas para cada idea clave, vuelve a leer el tema pero solo para repasar tus preguntas, o para revisarlas. Si lo consideras necesario, formula más preguntas.

Algunos consejos sobre las guías de estudio

  • Si el tema se adapta, puedes usar tablas comparativas para relacionar puntos clave dentro de tu lectura.
  • Usa tarjetas tipo memorama para que mejores la retención de los conceptos y hagas el aprendizaje más divertido.
  • Utiliza los cuestionarios creados como si fueran examenes reales.
  • Elabora varias versiones de tu guía de estudio.
  • Programa tus horas de estudio, para que nadie te interrumpla durante la elaboración y estudio de tu guía.
  • El trabajo en equipo puede ser realmente útil para tener éxito en la elaboración de una guía de estudio.

Deja un comentario

Cerrar menú