La comunicación es un proceso de transmisión, recepción y circulación de información, que constituye la base de las relaciones humanas. En este proceso de los siguientes elementos:

Los elementos de la comunicación

Enunciador o emisor: Persona que pretende comunicar algún tipo de información mediante un mensaje.

• Enunciatario o receptor: Quien recibe el mensaje e interpreta su significado.

Mensaje: Información que un enunciador transmite a un enunciatario y que está representada por un signo o conjunto de signos.

Contexto: Entorno o circunstancias en las que se produce el intercambio comunicativo, las cuales determinan el significado del mensaje: quiénes y cómo son el enunciador y el enunciatario, cómo está formulado el mensaje, dónde y cuándo se transmite, en qué situación se realiza el acto de comunicación, así como las costumbres, los valores y las creencias de las que participan el enunciador y el enunciatario.

Para que la comunicación pueda llevarse a cabo de manera eficaz se requieren, además, las siguientes condiciones:

• Que el enunciador y el enunciatario compartan el mismo código, es decir, un conjunto de signos organizados a partir de ciertas reglas que permiten que los mensajes representen un contenido. Por ejemplo, cada una de las lenguas del mundo (español, náhuatl, inglés, francés, etcétera) y sus reglas gramaticales constituyen un código. También son códigos la notación musical y las matemáticas.

• Que haya un canal de recepción de los mensajes, constituido por alguno de los cinco sentidos, que hace posible el contacto. Por ejemplo, cuando se trata de un mensaje escrito, el canal de recepción es la vista; mientras que si se trata de un mensaje oral, el canal es el oído.

• Que se haya eliminado o reducido al máximo el ruido que pueda interferir en la transmisión o recepción de los mensajes, como el sonido distorsionado, la mala letra, la interferencia en el teléfono o las fallas de imagen en la televisión, entre otras opciones.

Deja un comentario

Cerrar menú